Tourist studying a statue of the pharaoh Ramesses II, Temple of Luxor, Luxor, Thebes, UNESCO World Heritage Site, Egypt, North Africa, Africa

¿Cuánto tiempo se tarda en aprender bien un idioma?

10 diciembre, 2015 by Miguel Marquez No Comment

Ahora que estamos terminando el año, algunos empezamos a darnos cuenta de que el tiempo pasa extremadamente rápido. A mí al menos me da la impresión de que, a medida que cumplo años, los periodos de 12 meses se acortan. Por eso he decidido comentar sobre este concepto tan importante y abstracto que es el tiempo, que en definitiva es un sinónimo de vida, y aplicarlo al tema de aprendizaje de idiomas.

Muchas personas me preguntan cómo llegué aprender 7 idiomas. Yo siempre les digo que cualquiera puede hacerlo siempre que le dé prioridad a este tema. A la mayoría le preocupa el número de horas que deben dedicarle y se amedrantan ante una  cifra que nadie puede precisar, pero que en principio les parece demasiado alta y costosa. ¿Se trata de 1000 horas, 2.000, 5.000 o 10.000 horas? Y la respuesta es… depende.

Cada persona tiene una meta concreta. Dicha meta va desde chapurrear el idioma y hacerse entender aunque no pierda su acento nativo y vaya dando traspiés con un vocabulario muy básico y cometiendo errores de conjugación, hasta hacerse pasar por un nativo gracias a la capacidad de crear frases más elaboradas con un vocabulario más amplio, con estructuras gramaticales correctas y un acento casi perfecto.

Me gustan las entradas breves así que responderé a la pregunta del título de este post dando mi opinión. Para que al lector le sea más simple dividiré la sencilla respuesta que he desarrollado basándome en mi propia experiencia y en información encontrada en la página web de James Emil Flege, un gran investigador estadounidense de lenguas segundas que ha estudiado durante más de 30 años cómo niños y adultos aprenden un nuevo (o no tan nuevo) idioma.

1) Inscribirse y comprometerse con un curso intensivo del idioma durante un año (o al menos un semestre) académico.

2) Matricularse en un curso intensivo del idioma en el país donde se habla de al menos 7 semanas de duración.

El paso 1 parte de la base de que la persona en cuestión no habla nada del idioma. Si ya lo hace podría inscribirse en un curso de repaso de los conocimientos que ya posee. De lo que aquí se trata es de que cuando baje del avión, el tren, el coche o del medio de transporte que haya elegido, la persona sea capaz de comprender y hacerse entender en cuestiones básicas como saber cómo pedir comida en un restaurante o una tienda, preguntar cómo se llega a un sitio o saber cuánto le va a costar la residencia donde permanecerá por un mínimo de 7 semanas.

El paso 2 está motivado por el hecho de que para que una persona aprenda bien un idioma se necesitan dos condiciones: a) debe estar rodeada del idioma y la cultura que desea aprender; b) debe existir una necesidad de usar el idioma constantemente tanto para las necesidades más básicas (comida, alojamiento) como para algunas más elaboradas (describir el tipo de vida que le gustaría tener en un futuro).

Hay que añadir que estos plazos temporales dependen del idioma que se quiera aprender y del nivel del que disponga el estudiante, ya que no es lo mismo empezar de cero que tener ciertos conocimientos. Y tampoco es lo mismo aprender una lengua como el italiano, el francés, el portugués, más cercanas al español, que otras como el chino, el ruso o el turco, que se alejan más de la pronunciación latina o que incluso poseen un alfabeto y escrituras completamente diferentes.  Así que, dependiendo de la personalidad y las circunstancias concretas del estudiante, podría tomarse dos años académicos en lugar de uno antes de partir al extranjero si el idioma es más complejo.  Mientras que si ya se poseen conocimientos del idioma y el idioma es más cercano, bastaría con un curso intensivo de un semestre previo a la salida del país natal.

Dado que estamos terminando el 2015 y preparándonos ya para el 2016 os animo a que sigáis este consejo. ¡Si realmente os habéis planteado hablar bien un idioma y seguís estos dos simples pasos, para el año que viene por estas fechas ya seréis bilingües!  Ya que mientras algunas personas continúan sin hablar con fluidez una lengua extranjera en siete años, otras van a un ritmo de un idioma por año.

¡Ánimo y os deseo una Feliz Navidad, un abundante Año Nuevo y por supuesto un Feliz Idioma!

Foto tomada de http://www.imagesource.com

Aquí os dejo un vídeo informal, entretenido y muy útil que refuerza las ideas mencionadas en este post y añade otros consejos útiles.

About Author

Miguel Marquez
  •  

Leave a Comment

Feel free to leave us a comment. Just simply enter the form below and click Submit.